02 octubre 2022

CELOSÍAS DE PINO termotratado para el control solar

La colaboración entre Finsa y Grandhermetic ha dado lugar a la solución Gradpanel, premiada en los Advanced Architecture Awards 2020 de Rebuild por ser “sostenible, industrializada, de bajo impacto ambiental y reciclable”.

Este sistema es fruto de una estrecha colaboración entre ambas empresas, Finsa y Gradhermetic, una cooperación que continúa por parte de los equipos técnicos de ambas compañías, que están a disposición de los profesionales del sector para apoyar a los arquitectos desde la fase de anteproyecto. Asimismo, ambas compañías están trabajando en las familias de las distintas aplicaciones del sistema en BIM, en desarrollo de la mano de Modelical.

Las protecciones solares Gradhermetic son elementos arquitectónicos del edificio diseñados para protegerlo de la radiación solar, asegurando al mismo tiempo una iluminación natural del ambiente interno, además de conseguir optimizar los recursos energéticos reduciendo en mayor o menor medida las demandas de electricidad, calefacción y refrigeración. Son la segunda piel del edificio definidas como Fachadas Pasivas, capaces de interactuar con el entorno mediante estrategias bioclimáticas, utilizándose como lamas fijas -garantizan un blindaje contra los rayos del sol solo a ciertas horas del día, debido a que las lamas siguen un ángulo ya definido- o como lamas orientables, que permiten al usuario regular el nivel lumínico del interior del edificio, aumentando el confort visual y ofreciendo así una mayor eficiencia térmica y visual durante todo el día.

El ahorro energético es una necesidad en arquitectura que ha llegado para quedarse como filosofía de vida y de entender nuestra relación con los recursos. Gradpanel permite la protección de la fuerte radiación solar, generando ventilación natural, y evitando así un gran consumo de energía por el uso inapropiado de refrigeración artificial. 

En invierno, la regulación de las lamas disminuye el consumo en calefacción, ya que durante el día con la apertura de lamas aumenta la captación de energía solar hacia el interior del edificio. Durante la noche, con el cierre de lamas, ayudamos a mantener la temperatura interior.

En verano, las lamas se orientan de modo que impiden el paso de los rayos solares hacia el interior del edificio, lo cual permite mantener una agradable temperatura ambiente, consiguiendo un sustancial ahorro en aire acondicionado.

Durante la noche, la apertura de lamas y ventanas permite la circulación de aire, reduciendo otra vez las necesidades de aire acondicionado. La materialidad del sistema ofrece un revestimiento de madera de pino termotratado durable y de mínima huella de carbono que, sumado a la subestructura de aluminio reciclado de Gradhermetic, posibilita diseñar una piel para el edificio de bajo impacto ambiental.

Damos un salto cualitativo a la hora de proveer al edificio de una piel que reduce las ganancias solares del edificio en zonas excesivamente expuestas al sol. Esto permite aumentar el ahorro energético del edificio, al reducir la demanda de energía de climatización en verano y en invierno, gracias a las distintas aplicaciones del sistema.

Fuente: finsa.com

Artículo anteriorTENDENCIAS: Materiales Naturales
Artículo siguienteLadrillo VISTO

Articulos relacionados

-spot_img
-spot_img
-spot_img
-spot_img

Ultimos Artículos