06 octubre 2022

SOLANITO BENÍTEZ /Arquitecto

Es importante saber de nuestros arquitectos, por eso NOVARQ apuesta por destacar en este espacio a aquellos que resaltan la genialidad de todo un sector con sus pensamientos, inspiraciones y filosofía. En esta entrevista presentamos a uno de los fundadores  del estudio Mínimo Común Arquitectura, él es Solano Benítez Burró, conocido también como»Solanito», hijo de un referente nacional: Solano Benítez, quien influenciado por su ejemplo forja su propio destino y sello particular.

1-¿Cómo decidió ser arquitecto? ¿Cuándo abrazó la profesión?

Siempre estuve vinculado a la profesión de una manera u otra. De chico solía acompañar a mi padre a sus obras,  incluso molestaba en su estudio mientras me entretenía haciendo dibujos. Estuve al borde de elegir otra profesión, pero me decidí por esta y la verdad no me arrepiento.

2- ¿Quiénes conforman el estudio MÍNIMO COMÚN ARQUITECTURA? ¿Cómo nació? Han recibido algún premio o reconocimiento?

El estudio nació en el 2016 a partir de un encargo, que luego se transformó en otro y otro. Decidimos juntarnos con tres compañeros por la cercanía que teníamos, ya que habíamos compartido años en la facultad y hasta incluso algunos trabajos previos.

Siempre es como vanidoso hablar de premios, sobre todo porque no los tenemos… (risas) no mentira. Estuvimos entre las 50 oficinas destacadas jóvenes de la bienal de Venecia del 2017. En 2020 estuvimos dentro de la selección de oficinas jóvenes de la revista Plataforma de Arquitectura. En 2021 nuestra socia, Verónica, fue finalista entre las 4 mujeres seleccionadas para el premio Moira Gemmill Prize for Emerging Architecture, un premio en la categoría mujeres en la arquitectura. El premio se cura en Londres.

3-Según su perspectiva y hablando sobre Paraguay, ¿Cuáles elementos o técnicas constructivas marcan la identidad de nuestra arquitectura?

Para hablar de identidad me gusta hacer hincapié en la pertinencia, en la intención de pertenecer, de no ser ajeno a un lugar. En ese sentido creo que la arquitectura debe de poder responder a su entorno inmediato, lo cual le permitirá en cierta medida que sea mucho más sostenible.

4- Según su parecer ¿Dónde está cursando la arquitectura paraguaya hoy? ¿Hacia dónde vamos? o ¿Qué es lo que se divisa a futuro?

Esta es una pregunta complicada, porque a dónde va no sé.  Me gustaría pensar que luego de esta pandemia, de ver la vulnerabilidad de la vida, las desigualdades sociales, que nadie se salva solo. Deberíamos de tener una visión mucho más amplia, entender que todos estamos conectados, que un mundo mejor, es solamente posible, si los demás están bien. Creo que esto nos debería llevar a entender que solo tenemos un planeta, que no podemos consumir los recursos de la manera en que lo veníamos haciendo y sobre todo, que debemos ocuparnos desde el rol que nos toque, de los demás. Lo faltante son sociedades mejores.

5- ¿Cuáles son los aspectos que diferencian a la arquitectura paraguaya de la arquitectura en América Latina? Una mirada global al respecto.

La realidad  debe ser entendida por la escuela que nos formó y nos impulsó. Esa globalidad, ese gremio, contagia y produce un colectivo. Lejos de competir, el mismo debería de hacernos compartir, construir. La mirada de esta corriente tiene mucho que ver con la materialidad local, con el entorno y el paisaje. Si nos olvidamos de esto, estamos dejando un legado vacío y estamos simplemente haciendo algo que no pertenece a nuestro lugar.

6- Desde la enseñanza y doctrinas brindadas en la facultad ¿Es sencilla nuestra arquitectura o es complicada? En la teoría, la práctica, la realización de un  proyecto, dirigir obras, etc. ¿Qué piensa al respecto?

Lo que tiene de lindo es que de alguna manera nuestro medio es tan artesanal que nos permite hacer una arquitectura hecha por humanos y no por máquinas, en la que la arquitectura y la construcción se respiran. Esta misma situación es la que nos permite innovar en este medio y llevar dichas condicionantes al límite de la práctica.

7- Habitabilidad o Materialidad ¿Cuál es más importante, o van juntos con igual prioridad? Nos explica su visión al respecto.

Desde nuestra concepción van juntas y sería imposible disociarlas, ya que cuando nos referimos a habitabilidad, encaramos un problema mucho más amplio. Prácticamente un problema o una oportunidad de producir una crítica al sistema tradicional.

“… Lejos de competir, el mismo debería de hacernos compartir, construir. La mirada de esta corriente tiene mucho que ver con la materialidad local, con el entorno y el paisaje. Si nos olvidamos de esto, estamos dejando un legado vacío y estamos simplemente haciendo algo que no pertenece a nuestro lugar.”

Solanito Benitez
Socio-Gerente de Mínimo Común arquitectura. Egresó como arquitecto en 2018 en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte y desde 2015 imparte clases en el TALLER E en la misma institución.

8- ¿Quién o quiénes lo motivan día a día en su vida profesional y personal? Arquitectos que admire, local o internacionalmente.

En nuestra vida profesional, las ganas de producir conocimiento, de superarnos, en el día a día no podríamos dejar de lado a nuestros verdaderos maestros, que son los que hacen posible lo que hacemos. Nuestra gente, nuestros maestros constructores.

En el ámbito local intentamos seguir a todos los amigos que además admiramos: Javier Corvalán, Joseto Cubilla,  mi padre Solano Benítez. En general a todos los que estén haciendo cosas diferentes.

Internacionalmente, vemos mucha arquitectura de Latinoamérica, por citar algunos nombres: Angelo Bucci, Paulo Mendes, José María Sáez, Alejandro Aravena, también a las generaciones más jóvenes como los Alborde, Dani Moreno, entre otros.

9- ¿Algunas palabras especiales para los que se inician en la arquitectura?

Que pierdan el miedo a equivocarse. Equivocarse o acertar son la misma cosa, solo es una cuestión de corregir el error y avanzar.■

Lea la nota desde la edición NOVARQ # 08 digital Click aquí→

Articulos relacionados

-spot_img
-spot_img
-spot_img
-spot_img

Ultimos Artículos