24 septiembre 2022

MICROCEMENTO

El microcemento es un revestimiento compuesto a base de cemento, resinas base agua, aditivos y pigmentos minerales que puede aplicarse en multitud de superficies verticales y horizontales gracias a su gran adherencia. Y es que este material de construcción destaca porque se coloca directamente sobre el material ya existente: azulejos, cerámicas, baldosas, mármol, piedras o yeso, entre otros muchos.

Con apenas obra y un espesor promedio de tan solo 3 milímetros, se logra una rápida renovación de los espacios. Un recubrimiento a la vanguardia, sin juntas e idóneo tanto para espacios exteriores como interiores. Un revestimiento continuo aplicable en suelos, paredes, escaleras, techos, piscinas e incluso mobiliario. Su versatilidad ha conducido a que cada vez esté más presente en las reformas de viviendas particulares y en locales comerciales y grandes superficies como polideportivos, naves industriales, hoteles o restaurantes.

El microcemento ofrece un amplio abanico de posibilidades y acabados decorativos. Imprime a las estancias un carácter único y personal gracias a las diferentes texturas (gruesa, media o fina); la gran variedad de colores de microcemento; y los distintos acabados que permiten barnices y revestimientos metálicos.

¿DÓNDE SE PUEDE APLICAR EL MICROCEMENTO?

Las soluciones decorativas del microcemento son infinitas. De ahí que sus usos sean tan variados. Desde escaleras de microcemento o piscinas de microcemento hasta muebles revestidos con microcemento. Aunque el uso por excelencia del microcemento es en suelos y paredes de cocinas, baños y espacios exteriores como terrazas.

CARACTERÍSTICAS Y PROPIEDADES DEL MICROCEMENTO

Los revestimientos a base de microcementos tienen entre otras, las siguientes características y propiedades:

*Estética. Es la principal característica por la que se colocan; por su funcionalidad estética. Con los microcementos se consiguen acabados de aspecto muy “natural” que imitan al hormigón, a la piedra u otras terminaciones cementosas. Un buen aplicador puede conseguir “aguas”, texturas o efectos visuales muy estéticos y diferentes. Además la posibilidad de añadir pigmentos hace que la posibilidad de colores sea casi infinita.

*Limpieza. Los microcementos son acabados muy lisos, en los que con un sellado adecuado se consiguen terminaciones muy fáciles de limpiar y mantener. Al no tener ninguna rugosidad, la suciedad no puede penetrar en los poros, y se elimina fácilmente.

*Dureza y resistencia superficial. Los revestimientos con microcementos tienen una buena dureza superficial y unas resistencias mecánicas suficientespara los usos para los que van destinados.

*Facilidad de adaptación a cualquier superficie. Los microcementos se aplican de una manera más amplia en suelos y paredes, pero también se pueden aplicar en techos. Además, no se necesita que las superficies sean planas. Las superficies sobre las que se aplica pueden ser curvas de cualquier tipo, cóncavas o convexas.

*Posibilidad de utilizar sobre gran cantidad de soportes. Esto elimina la necesidad de trabajos de eliminación de antiguos revestimientos, generación de escombros, etc. Hace que el trabajo de revestir con microcementos sea rápido, limpio y poco molesto.

SOPORTE DONDE APLICAR EL MICROCEMENTO

*Los soportes sobre los que se puede aplicar este tipo de revestimientos son muy variados:

*Cualquier soporte cementoso (hormigón o mortero).

*Revestimientos cerámicos.

*Soportes de yeso o placas de cartón-yeso.

*Soporte metálicos que tengan la suficiente rigidez.

*Madera.

*Plásticos rígidos de diferente tipo.

*Etc.

*Extrema dureza (140 Shore) 

*Deformabilidad (altamente flexible 300% elongación).

Fuente: Sika SAU

Articulos relacionados

-spot_img
-spot_img
-spot_img
-spot_img

Ultimos Artículos