24 septiembre 2022

PISOS PARQUETS

El parquet o piso de madera es uno de los materiales más utilizados para interiorismo en la arquitectura y como terminación en la decoración, tanto para obras nuevas como para reformas de viviendas. La madera utilizada en los parquets es un material cálido y muy agradable que da carácter a los interiores. Con este especial apartado, detallaremos su clasificación por instalación, clasificación por tipologías y diferentes usos que encierra la palabra parquet.

CLASIFICACIÓN POR INSTALACIÓN DEL PARQUET

Parquet encolado.

Es el sistema tradicional de colocación, es necesario que la base sea homogénea y esté en buen estado. Se instala mediante una capa de cola que une las piezas de madera a la base.

Parquet en tarima, sobre rasteles.

Es el sistema tradicional y más original de colocación. Se disponen unos listones separados entre sí unos cincuenta centímetros, y sobre estos listones, en la dirección perpendicular se van claveteando las maderas que formarán nuestro suelo. Estas maderas suelen tener los cantos machihembrados, de forma que los tornillos quedan ocultos.

Parquet flotante. Tarima flotante.

En los últimos años, es la manera de colocación más utilizada, por su rapidez y economía de ejecución. Es el único sistema que no va adherido al suelo, con sus ventajas y desventajas. Sobre el suelo base se coloca una lámina aislante, frecuentemente una espuma de polietileno cuya misión es la de aislar y amortiguar las irregularidades del suelo. Las piezas de madera se fijan entre sí mediante clipado, es decir sin elementos auxiliares tipo cola, o tornillería.

CLASIFICACIÓN POR EL TIPO DE UNIÓN ENTRE PIEZAS.

-Encolados: La unión entre piezas se realiza mediante material adhesivo.

-Clavados: Las piezas de parquet van clavadas a los rastreles.

-Clic: Las piezas se fijan entre sí mediante una junta especial que permite su unión sin necesidad de adhesivos o clavos.

CLASIFICACIÓN POR EL MATERIAL DEL PARQUET.

Parquet de madera natural.

Es el parquet más noble, natural y original. También suele ser el más caro y el que más cuidados necesita. No obstante, ennoblece enormemente las estancias, además de ser más versátil y permitir más posibilidades de manipulación que ningún otro.

Tablillas o industrial.

Normalmente son piezas rectangulares de diferentes dimensiones, de madera maciza, normalmente obtenidas de restos de piezas más grandes. Se suelen presentar en losas de 20×20, 30×30, formadas por varias de estas tablillas.

Tarima maciza.

Es la madera original, se suele presentar en espesores de entre uno y tres centímetros de madera virgen, y el ancho puede variar entre cinco y veintiún centímetros. Depende de la variedad y las posibilidades de árbol original. La durabilidad de la madera maciza es extraordinaria, ya que siempre se puede acuchillar y lijar en todo su espesor y posteriormente barnizar para recuperar su aspecto original.

Multicapa.

Es, sin duda, la versión más asequible de parquet natural. Se presenta en espesores de entre siete y quince milímetros, de los cuales tan solo los 2-4 milímetros superficiales son de la madera noble. El resto de espesor está formado por maderas menos nobles, generalmente pino o abeto, en capas colocadas transversalmente para garantizar la adhesión del conjunto.

Parquet laminado.

Son la alternativa económica a la madera natural. Están formados por una seria de capas o láminas de materiales derivados de la madera y unidos entre sí por resinas de alta consistencia. La capa visible suele ser una malamina que imita la textura de la madera original. Este tipo de parquet no es madera natural, y no permite su acuchillado ni tratamiento, por lo que en caso de deterioro es necesaria la sustitución.

CONSEJOS SOBRE LA ELECCIÓN Y COLOCACIÓN DEL PARQUET.

IRREGULARIDADES.

Cuando el suelo base sobre el que se ha de colocar el parquet presenta desniveles e irregularidades, lo más aconsejable es eliminarlas mediante una capa intermedia de nivelación.

JUNTA DE DILATACIÓN.

Es importante señalar que cualquier tipo de parquet necesita de una junta perimetral que permita su dilatación y contracción libre. Habitualmente es necesario dejar entre 1 y 3 centímetros con las paredes verticales. Esta junta suele quedar oculta bajo el rodapié en las soluciones más convencionales, pero también puede quedar oculto con otras soluciones incluso eliminar el rodapié, solución más limpia y elegante.

SUELO RADIANTE EN PARQUET.

El suelo radiante consiste en una serie de tuberías que conducen el líquido a temperatura suficiente para calentar la masa que lo rodea, habitualmente mortero de cemento.

Sobre este mortero de cemento se instalará el parquet. Y sí es posible la instalación de madera sobre un suelo radiante, pero hay que tomar una serie de precauciones.

En primer lugar, cerciorarse de que el sistema elegido y la madera seleccionada soportan esa temperatura. Y además que tengan un coeficiente de trasmisión de calor alto. Puesto que podría impedir el paso del calor hasta nuestros pies. Otra precaución es evitar subir la temperatura de la calefacción en exceso en momentos puntuales, y tener controlado el nivel de humedad, puesto que la madera puede verse afectada, en algunos casos es recomendable el empleo de humidificadores.

PARQUET PARA EXTERIORES

Existen también soluciones de madera para exterior. Estas maderas suelen ser naturales y tropicales, por su alta resistencia a la humedad, como pueden ser la madera del lapacho o similares.

Habitualmente se colocan por el método de rastreles, en muchas ocasiones dichos rastreles son de materiales metálicos, más resistentes y duraderos.

Es importante señalar que el tratamiento de dichas maderas es especial, puesto que sufren el paso del tiempo a la intemperie. Además, la posición horizontal del pavimento es especialmente expuesta. Será necesario un barnizado periódico.

Existen maderas llamadas tecnológicas formadas por restos de maderas naturales encolados con resinas, ofreciendo un material de aspecto similar a la madera natural, pero con un coste de mantenimiento nulo. Su aspecto es más artificial y su tacto menos noble, pero son una cómoda alternativa.

ACABADO DEL PARQUET

Las maderas del parquet pueden tener un acabado completamente plano, o biselado. Éste último parece más natural y consiste en biselar ligeramente el canto de las maderas. Es más incómodo para su limpieza, pero más cálido.

Rodapié o Zócalo

La razón de instalar un zócalo o rodapié no es otra que cubrir la junta de dilatación perimetral que debe dejarse entre el parquet y la pared. Según las características del parquet esta junta deberá ser mayor o menor. Deberemos asegurar que el zócalo o rodapié escogido tiene la anchura suficiente como para cubrir todo el hueco más un margen adicional que le permita apoyar unos milímetros sobre el parquet. De esta forma, en caso de contracción del parquet, el rodapié continuará cubriendo la junta. El rodapié debe fijarse únicamente a la pared mediante la aplicación un adhesivo adecuado para ello.

CONSEJOS PARA EL MANTENIMIENTO

Los pisos de parquet pueden perder su brillo original por muchas razones. Los rayones producidos por el paso de mascotas o el desplazamiento de muebles, la abrasión generada por el impacto de los rayos solares, la dilatación de la madera por la filtración accidental de agua, las manchas, el desgaste natural de la madera.

Cepillar o pulir el parquet

El primer paso consiste en el lijado de la superficie. A través de una máquina lijadora gruesa primero y de lijas manuales finas después, se emparejan las tablas y se retira la actual capa superficial de barniz, para dar paso a una nueva capa. Como segundo paso, se requiere supervisar si el piso tiene irregularidades o deformación, se debe solucionar aplicando técnicas especiales que el profesional instalador le indicará sea el caso.

El barnizado no es tan sencillo como podría parecer, ya que involucra la elección de un tipo de barniz particular. Entre las opciones conocidas están la cera, el poliuretano y el barniz al agua. Se diferencian por su toxicidad, por la resistencia que brindan al suelo y por su diferencia económica.

Por último, el acabado también implica una decisión similar: se puede optar por procesos como el pulido, el plastificado y el encerado. Debe saber, que a la hora de cepillar un suelo de madera son muchos los criterios a tener en cuenta. Muchos parquet macizos habitualmente pueden ser pulidos, otorgándole la apariencia de un parquet totalmente nuevo. Ésta es sin duda, una opción más económica que colocar un parquet nuevo, y también, cabe la posibilidad de aplicar diferentes tintes, dándole un acabado renovado a nuestro suelo de madera.

INSTALADORES DE PARQUETS

Sí después de leer este artículo especial, ha decidido instalar un piso de madera en su casa u otros tipos de parquets, le facilitamos en este mismo segmento, empresas proveedoras e instaladoras de parquets con muchos años de trayectoria y experiencia. Además de poseer la mejor atención profesional, ellos están listos para asesorarlo respondiendo sobre medidas, especies de madera, tonalidades, reformas y mantenimientos… cubriendo así todo tipo de requerimientos.

Fuente: Área Arquitectura/Materiales | www.decorcasas.com
Artículo anteriorPIEL METÁLICA
Artículo siguienteHormigón VISTO

Articulos relacionados

-spot_img
-spot_img
-spot_img
-spot_img

Ultimos Artículos